Friday, October 05, 2007

A la manera de

Me llega al correo el anuncio de un concierto (en una estupenda librería) de una banda de jazz llamada Hijos de Antonio Sánchez. Apenas me ha dado tiempo de entusiasmarme imaginando unos von Trapp a la española, la sonrisa de tranquilo orgullo, la lagrimilla asomando temblona por la esquina del ojo de un señor Sánchez necesariamente gordo y con bigote cuando leo los nombres de los músicos y son cada uno de su padre y de su madre. Y yo, ingenuo de mí, escribiendo ya mentalmente un post sentimental y conservador alla García Máiquez.

2 Comments:

Blogger E. G-Máiquez said...

Qué bonito saludo con leve retranca, Ignacio, muchas gracias. En lo conservador, no sé, pero en lo sentimental, me has tocao.

3:18 PM  
Anonymous Manupé said...

Oh!!! mi gozo en un pozo.
Con lo bien que lo paso, de verdad, leyendo a uno y otro, y resulta que al final, se van a dar ustedes cremita.

Ignoro que diría Chesterton sobre esto, que parece ser la referencia para todo últimamente, aunque seguro que hay quien lo interprete incluso en estos menesteres.

Por aquí, que no se como definir, visto lo visto, el refranero viene al pelo:
Amores reñidos, los mas queridos.

9:10 PM  

Post a Comment

<< Home