Thursday, October 11, 2007

Contra el doblaje

De cómo un rostro agradable sin más pasa a ser una mujer fabulosa por obra y gracia de una voz insoportablemente sexy.

11 Comments:

Blogger Paolo said...

Ah no, eso sí que no. Yo estoy a favor del doblaje. Si es bueno, claro está, que por lo que hace al doblaje al español de series y películas de grandes productoras americanas es bueno casi siempre. Otra cosa es el cine europeo o iraní, que para eso las distribuidoras españolas no dedican demasiados recursos...

1:34 AM  
Anonymous Alberich el Negro said...

Coincido de nuevo con Paolo.

Los dobladores españoles, en general, son bastante buenos. En cuanto a los antañones..., eran mag-ní-fi-cos.

Un ejemplo relativamente reciente que me acaba de venir a la cabeza y me parece paradigmático de buen doblaje es el de la producción francesa Cyrano de Bergerac, dirigida por Rappenneau. Reconozco que sólo la he visto en versión original una o dos veces, pero es porque me parece que el doblaje de toda la película es muy bueno. En cuanto al doblador español de Depardieu (Camilo García) está sencillamente soberbio, contribuyendo de manera importante a resaltar aún más la ya buena interpretación del actor francés.

En definitiva: creo que un buen doblaje no sólo ayuda a quienes no entienden un idioma o no gustan de leer subtítulos, sino que a veces puede llegar a redondear una película (también a estropearla cuando es malo, claro).

Saludos desde el Nibelheim.

3:36 AM  
Blogger Paolo said...

Ejemplos de doblaje desastroso y maravilloso en una misma filmografía:
El Resplandor (Kubrick se empeñó en que lo dirigiera Carlos Saura), insoportable; Barry Lindon, con un impresionante José Luis López Vázquez poniendo la voz en off del narrador.

8:15 AM  
Blogger Ignacio said...

Sí, bueno, es un viejo debate, y yo opino lo contrario, pero quería más bien centrarme en esa voz.

¿Soy yo sólo o es escucharla y entrarte ganas de arrancarle la ropa?

9:23 AM  
Blogger T said...

A mí me parece que el doblaje español siempre ha sido fabuloso, más antes que ahora, es verdad. Y en la vieja polémica acerca de si doblaje si o no, mantengo una tercera vía, sin que sirva de precedente.

Verás Ignacio, me apetece mucho escuchar a Susan Sarandon, un poner, a Jeremy Irons, a Fanny Ardant, a Mastronianni, a Ulrich Mühe o a Bruno Ganz, por citar algunos actores a los que comprendo en su lengua materna, pero mira, ya me da mucha pereza ir a ver películas chinas, iraníes, japonesas o del Kurdistán a dejarme la vista en los subtítulos. Porque ni me entero de lo que dicen ni soy capaz de pillar los matices de dicción o énfasis en esas lenguas, para mí, extrañísimas.

10:00 AM  
Blogger Paolo said...

¿Soy yo sólo o es escucharla y entrarte ganas de arrancarle la ropa?
----------------

Pero entonces, mejor, ¿no? Son ganas de quejarse por quejarse, leñe...

11:11 AM  
Anonymous Alberich el Negro said...

"¿Soy yo sólo o es escucharla y entrarte ganas de arrancarle la ropa?"

Hombre, no sé si para tanto, pero lo cierto es que al margen de la voz (que es curiosona, ciertamente), la chica no está nada mal. Su sonrisa, por ejemplo, me pone más que la voz.

Es lo que tiene estar encerrado en este lugar tan oscuro, triste y solitario, snif; siempre haciendo oro y nadie a quien ofrecérselo (como renuncié al amor)...

SDEN.

12:01 PM  
Blogger Ignacio said...

Una aclaración: yo estoy en contra del doblaje para mi propio consumo, incluso en películas iraníes o de Taiwan, porque hasta en esos casos me interesa escuchar las voces, las inflexiones, la melodía de cada lengua.

Ahora, que se doblen las películas, si hay mercado para ello e interés, no tiene nada de malo.

Los argumentos del tipo "estamos alterando una obra de arte" no son de recibo puesto que lo que se exhibe son copias, el original no sufre alteración y además hay (cada vez más) acceso a otras copias no dobladas.

Lo mío es más sencillo. Es que no me gusta, lo encuentro grotesco. Cuando veo en la tele algún capítulo doblado de series que he comprado en dvd y conocido directamente en versión original, me da una grima indescriptible.

1:44 PM  
Blogger Paolo said...

Ya ya, para el consumo propio, si estaba entendido. Es como con el hachís, que no es pecado...

(Yo me pongo grimoso con otras cosas, fíjate tú. Por ejemplo, le veo la cara a Laporta, republicano de su casa, y se me cae el alma a los pies. Cuando se quedó en calzoncillos en el aeropuerto, ya es que ni te cuento.)

3:30 PM  
Blogger Agus Alonso-G. said...

Coincido absolutamente en estar contra el doblaje, Ignacio. También lo encuentro grotesco, casi una broma. Es renunciar a ver(-escuchar) la actuación de los monstruos.

Hay ejemplos especialmente sangrantes, como Al Pacino en Scarface. O The Searchers, donde el diálogo en español en la frontera con México obliga a ser cambiado en el doblaje. ¿Cómo renunciar a la voz nasal y arrastrada de John Wayne? ¿Qué decir de "Babel", que solo he visto en v.o., pero no me imagino cómo pueden doblar? O la impresionante vocecilla de Steve Buscemi en las pelis de los Coen. Coincido también en lo de las series, que a mí me pasa con House, al que el doblaje pervierte absolutamente.

Y eso, sea el cine en un lenguaje más o menos comprensible o no.

Reconozco que hay grandes películas y personajes que las tengo asociadas al doblaje (esa impresionante voz que dobla a S.L.Jackson en Pulp Fiction), pero ya voy tratando de solventar ese problema (¡esa impresionante voz original de S.L.J en Pulp Fiction!).

A más, a más, el doblaje es un atraso que entre otras cosas ha cooperado a que el nivel de inglés en España sea mucho peor que el de países vecinos como Portugal, donde las pelis, también en la tele, son muchas veces en V.O.S.

En cuanto a lo de la nena del vídeo, no he visto nunca el Ala Oeste, de modo que quizá eso explique que no e implique. Guapa es, y sabe manejar su poderosa voz, eso sí.

5:29 PM  
Blogger Ginebra said...

Pues mire, la he escuchado varias veces y no termino yo de pillarle el punto sexy a esta mujer (recuérdeme que le mande un vídeo con locución mía y verá cómo le pone una descripción de masajes deportivos ;-).
Y rompo más de una lanza en favor de los dobladores españoles: son buenos.

5:24 PM  

Post a Comment

<< Home