Monday, July 23, 2007

La censura, otra vez

De todas las tonterías que he podido leer hoy sobre el último episodio de censura, la más memorable es la de Hermann Tertsch, según el cual el gobierno habría ordenado el secuestro para que las imágenes se difundieran y así estimular a los votantes radicales antisistema (¿a que voten al gobierno secuestrador?). Pero me interesa más la generalizada aceptación del término injuria. ¿Qué tiene de injurioso la viñeta?. Si es porque le llaman vago, válgame dios, con ese rasero no quedarían ya periódicos. No me lo creo.

Si renunciamos por una vez a la hipocresía habremos de reconocer que lo escandaloso de la imagen es que aparecen desnudos y follando. Pero follar con la propia mujer con la intención de procrear no parece un desdoro para nadie, por lo que la figura de la injuria está de más. Cuando el rey fue cazado en pelotas tuvimos que verlo en la prensa italiana. ¿Eran injuriosas esas imágenes? Venga ya.

En fin, sea legal o no el secuestro (es decir, incurra o no en injuria el dibujito), lo que sí es a todas luces es vergonzoso y ridículo. Si la ley obliga a eso, cámbiese la ley pero ya. Cuando yo era pequeñito secuestraban el Cambio16 y se ponía todo el mundo con la vena del cuello hinchada gritando Libertad. ¿Qué nos ha pasado?

4 Comments:

Anonymous martini said...

Pues lo de Tersch es el colmo del retorcimiento pero bien pensado...no, esto se explica al revés por un exceso de peloteo y a mi lo que me ha dado es pánico al pensar de nuevo en manos de quién está la justicia. Entiendo a Tersch porque aparentemente es imposible que alguien con dos dedos de frente no supiera lo que podía ocurrir con el secuestro e internet.

5:53 PM  
Blogger Sartine said...

¿Constatar que, en efecto, el Delfín está desnudo y vive graciosamente del procomún por un indigesto derecho de cuna es delito? Entonces habrá de reconocerse que vivimos anclados al privilegio y encima aplaudimos con las orejas en las fiestas de guardar.
Cuando se acude a alguna cosa y se aprecia como las primeras filas se reservan "de gratis" para solaz del preboste, a uno le entran nauseas contemplando lo que le ha costado la puñetera entrada.

11:45 AM  
Blogger Ignacio said...

Hace falta una limpieza de arcaísmos: los fueros de las regiones ya los tenemos hablados, pero estos otros fueros personales, aunque no sean gravosos, están pidiendo tijera a gritos.

El enfoque no puede depender de lealtades, sentimientos o simpatías más o menos campechanas. No me vale que los individuos de la familia real hagan bien sus cosas y no molesten, como no me vale el acendrado españolismo de Navarra. Si una cosa está mal, está mal.

1:17 PM  
Blogger Sartine said...

Efectivamente!

4:46 AM  

Post a Comment

<< Home