Tuesday, June 12, 2007

Morir de exceso

Berlin Smith, siempre pendiente de los adelantos (especialmente si favorecen el mercado libre) me pone en la pista de Lulu, empresa que facilita la autopublicación eliminando intermediarios. La idea es probablemente de las que cambian el mundo, y a uno se le hace difícil agotar la lista de ventajas que aporta. ¿Estoy sonando como si me preparase para un pero? Pues en efecto.

En realidad mi problema con la industria editorial no es de falta de oferta. No me molesta que sea un coto cerrado al que los autores sólo rara vez pueden acceder; ni siquiera me indigna especialmente que los famosos de la tele tengan acceso a la publicación de cualquier mamarracho, eso es otro mercado. Mi problema es más bien el exceso (unos 150.000 libros en español al año) y el desenfoque que este exceso procura. A medida que la marea de libros crece uno va necesitando afinar más sus métodos de selección y descarte. Tengo un amigo que se niega a leer nada que no tenga doscientos años como mínimo; sin darle la razón del todo, tiendo cada vez más a ese escepticismo ante las novedades. Al final la única manera de orientarse en la selva es fiarse de otros. Yo, que por mi parte sirvo de orientación a más de un amigo, le concedo bastante crédito (tras haber coincidido muchas veces en la apreciación) al Lector Ileso, que por su parte, según nos cuenta, se lo concede a Ignacio Echeverría. Pero incluso este sistema de señales escalonado desde los faros fijos en lo alto a las luces de andar por casa se ve desbordado por las cifras.

Nunca he creído mucho en la posibilidad de que una obra maestra se pierda en el limbo. Conocemos ejemplos de las que supuestamente han estado a punto, pero si los conocemos es porque llegaron a publicarse y fueron valoradas. No podemos saber si otras corrieron peor suerte, pero lo que sí me parece seguro es que la probabilidad de que eso ocurra aumenta con la oferta, y no al revés.

Por eso encuentro que cada vez son más necesarios los filtros, y el montaje de la industria editorial, con sus profesionales del examen de manuscritos y sus asesores de marketing cumple, queramos que no, un papel de primer dique que no se debe desdeñar. El rol de conferir importancia que este dique editorial se atribuye es análogo al que ejercen la prensa escrita con respecto a las noticias o las enciclopedias con respecto al saber: en los tres casos hay una entidad que selecciona lo que merece la pena y lo que no. Esta selección no se ha hecho nunca por motivos filantrópicos, sino por una mera cuestión de capacidad: ni en un periódico caben más de ene noticias, ni en una enciclopedia más de equis entradas. Podemos ver la poda como una intolerable injerencia en nuestra libertad de elección o una tutela no demandada, pero eso no altera el hecho de que es necesaria: un diario indefinidamente largo elaborado por tantos colaboradores como quieran colgar noticias sería un objeto inútil por inmanejable; el inconveniente mayor de la Wikipedia no es la inexactitud sino que dedica a Prefab Sprout la misma atención que a Winston Churchill. Y de la misma manera un catálogo editorial infinito (Lulu saca 15.000 libros al mes, y subiendo) desalentará al lector de novedades antes que estimularlo. Exagerando un poco la nota se puede decir que caminamos hacia un panorama donde todos seremos autores y lectores únicos de nuestras obras.

¿Soluciones? No tengo, sólo veo lo que viene y le pongo pegas, es lo que se me da mejor. Pero se me ocurre que no estaría nada mal irnos posicionando como conferidores de importancia en nuestras redes. Igual hay hasta dinero en ello.

6 Comments:

Anonymous Berlin Smith said...

Deme unas horas de descanso y le contesto. Que dice muchas cosas muy bien diagnosticadas pero no muy bien resueltas.

De momento, le hago de filtro y le recomiendo que sea lea esto:

http://www.casadellibro.com/fichas/fichabiblio/0,1094,2900001169497,00.html?codigo=2900001169497&titulo=LA+ECONOMIA+LONG+TAIL

Y si prefiere hacerlo en inglés para evitar traiciones, lo tiene en el mismo sitio:

http://www.casadellibro.com/fichas/fichabiblio/0,1094,2900001130396,00.html?codigo=2900001130396&titulo=THE+LONG+TAIL

O en Amazon. Pero eso a usted le lleva ná.

11:56 PM  
Blogger Francisco Sianes said...

Ando escribiendo un artículo sobre George Steiner, quien ha mostrado frecuentemente su preocupación sobre el tema de su artículo.

A lo dicho en mi anterior comentario sobre la "ética de lo esencial", dejo aquí unas pertinentes reflexiones del gran humanista judío.


Si no hacemos que nuestros estudios humanistas sean responsables, si no distinguimos en nuestra distribución del tiempo y el interés entre lo que tiene primordialmente una significación histórica o particular y lo que no es sino influjo de la vida cotidiana, entonces las ciencias harán valer sus demandas. La ciencia puede ser neutral. En esto consiste tanto su esplendor como su limitación.

Un gran descubrimiento en física o en bioquímica puede ser neutral. Un humanismo neutral es una pedantería o un preludio de lo inhumano.

No se deben publicar trescientas o seiscientas páginas sobre un autor del siglo XVI o XVII sin pronunciarse sobre si hoy día vale o no la pena su lectura. O, como dijo Kierkegaard: "No vale la pena recordar un pasado que no puede convertirse en presente".

Leer la gran literatura como si ésta no fuera un apremio, ser capaz de contemplar impertérritos el discurrir del día tras haber leído el Canto LXXXI de Pound, equivale más o menos a hacer fichas para el catálogo de una biblioteca. A los veinte años, Kafka escribía en una carta: "Si el libro que leemos no nos despierta como un puño que nos golpeara en el cráneo, ¿para qué lo leemos? ¿Para que nos haga felices? Dios mío, también seríamos más felices si no tuviéramos libros, y podríamos, si fuera necesario, escribir nosotros mismos los libros que nos hagan felices. Pero lo que debemos tener son esos libros que se precipitan sobre nosotros como la mala suerte y que nos perturban profundamente, como la muerte de alguien a quien amamos más que a nosotros mismos, como el suicidio. Un libro debe ser como un pico de hielo que rompa el mar congelado que tenemos dentro".

6:18 PM  
Anonymous Sartine said...

Rafa herrera anda por territorios igual de sensatos, querido Nacho:

http://www.generacionred.net/2007/06/13/libros-masa-sea-vulgar-publique-un-libro/

1:34 AM  
Anonymous Berlin Smith said...

he contestado:

http://www.generacionred.net/2007/06/15/autores-rebeldes-en-contra-de-berlin-smith/

8:22 PM  
Blogger Francisco Sianes said...

Más "carpetovetonia".

http://latorredemontaigne.blogspot.com/2007/06/internet-y-el-futuro-de-la-narrativa_20.html

11:39 PM  
Anonymous publishabook said...

Rafa herrera anda por territorios igual de sensatos, querido Nacho:

http://www.generacionred.net/2007/06/13/libros-masa-sea-vulgar-publique-un-libro/

12:52 PM  

Post a Comment

<< Home