Sunday, March 04, 2007

Purezas

Titus Burkhardt, que estudió la civilización hispano-árabe con toda la pasión de que es capaz un estudioso alemán, acierta a condensar en un párrafo todo aquello que me parece más rechazable y errado en lo que se refiere a culturas, lenguas e identidades.

La lengua árabe es como el aliento vital del arabismo, posee un extraordinario poder creativo, que desborda ampliamente la influencia étnica de los árabes de sangre y que se debe tanto al hecho de ser el árabe la lengua sagrada del Islam como al de representar una de las lenguas más primitivas del tronco semítico y de hecho la más antigua que se conserva: los orígenes de la forma de sus palabras y la rica graduación de sus fonemas se remontan a los días de Abraham. Su conservación hasta el nacimiento del Islam se explica porque el nomadismo árabe, con su forma de vida prácticamente atemporal, ha conservado el legado lingüístico mejor que cualquier civilización citadina, donde las palabras están expuestas al mismo desgaste que las cosas y las ideas que expresan.
No da tiempo a recuperarse de un escalofrío y ya llega otro: las lenguas -y no las personas- tienen poder creativo, las formas más antiguas son siempre las más ricas, la vida es algo que empobrece y estropea. Y sobre todo la de las ciudades… Pues vivan las ciudades, joder, viva esa vida mestiza y enredosa, mezclada de dialectos y colores, que se inventa a sí misma cada día con lo que tiene a mano y no respeta padres fundadores ni legados míticos. Y líbrennos los dioses de apasionados sabios alemanes.

7 Comments:

Blogger Enrique Baltanás said...

Ignacio, no estaría mal que empezaras a usar etiquetas para facilitar la navegación por tu interesante blog. Ah, y coincido con tu comentario sobre las lenguas y las ciudades.

10:11 AM  
Blogger Ignacio said...

Pues la cosa es que me pasé años deseando que blogger permitiese etiquetas, y ahora que las han puesto como que se me han pasado las ganas.

Pero sí, a ver si me pongo a ello.

5:24 PM  
Blogger Portorosa said...

Ignacio, con las reservas exige el haber leído sólo ese párrafo, te diré que creo que estás tomándolo por lo que no es.
Es un texto, en mi opinión, filológico, su razonamiento y sus conclusiones se circunscriben al campo de la lingüística; y por tanto no me parece que tenga mucho sentido atribuírle significados más amplios o más profundos, referidos a la cultura en general, culturas o identidades.

Y desde el punto de vista de la filología, a mí, profano, me parece que lo que dice es bastante lógico.
Un saludo.

9:38 AM  
Blogger Ignacio said...

Yo en cambio creo que de esos idealismos alemanes vienen cosas tan concretas como las que señala Aurelio Arteta:

"La recuperación o normalización de la lengua es la palanca básica en el proceso de construcción nacional. Resulta una barbaridad imponer como lengua oficial el euskera en amplias zonas de Vizcaya y Álava (o que pretenda imponerse en Navarra) donde se ha perdido hace varios siglos o no se ha hablado nunca. En Cataluña, donde su lengua goza de mayor arraigo que el vascuence, más de la mitad de los hablantes lo son en español y de lengua materna española. Pese a ello se somete a todos a una inmersión lingüística, y el Estatuto reclama el deber general de aprender catalán. No hay derecho a exigir semejante deber, pero, con excepciones, la gente carece de criterios suficientes para oponerse, tiene miedo y calla. Consiente los atropellos laborales cuando acepta que esa lengua (que en muchas zonas apenas o nada va a emplearse) sea el requisito o el mérito que determine el acceso al empleo público. Los nacionalismos obtienen así enormes ganancias que pasan inadvertidas. A golpe de decreto, se reponen múltiples nombres de lugares tan sólo porque son más antiguos (y más distantes del español), y aunque haga siglos que hayan dejado de denominarse así. Para esta mentalidad mítica que es la nacionalista lo sagrado o verdadero está en los orígenes y el resto del tiempo no ha sido más que su degeneración. La lengua de los muertos más remotos se impone sobre el habla de generaciones posteriores."

12:52 PM  
Blogger Portorosa said...

Pues eso es una exégesis libre, y lo demás son coñas (con perdón).
¡Pero qué tendrá que ver este segundo texto con el post, con lo que está diciendo el alemán ése!
Creo que la relación entre ambos es cosecha tuya.

1:45 PM  
Blogger Ignacio said...

Claro que es cosecha mía, soy yo quien escribe este blog. ;-))

7:13 PM  
Blogger Portorosa said...

Bueno, pero MUY cosecha tuya...

:)

8:16 AM  

Post a Comment

<< Home