Monday, January 09, 2006

Simetrías

He usado este paralelismo en el blog de Portorosa. Me gusta cómo ha quedado, así que lo traigo aquí.

El gobierno del PP tomó una decisión complicada y errónea. El PSOE se opuso ferozmente. En esa tarea empleó de todo, desde impecables refutaciones de cada argumento rival hasta apelaciones burdas al sentimentalismo más barato, desde la defensa comprometida de la legalidad internacional a una demagogia antiamericana a la medida del sector más oligofrénico del electorado.

En el contexto de esta oposición, que iba más allá de la dinámica de partidos y respondía a sentimientos muy fuertes de gran parte de la ciudadanía, se produjeron episodios de violencia política como no se habían visto (fuera del País Vasco) en nuestra democracia. Yo no recuerdo al menos ningún otro caso en que se apedrearan repetidamente sedes de un partido, ni que sistemáticamente se llamara asesino, a gritos y en su cara, a cualquier concejal de cualquier pueblo por una decisión de gobierno. Lo que tuvo que soportar Rodrigo Rato en la manifestación de duelo en Barcelona tampoco tiene precedentes, por no hablar de los asedios de la noche electoral.

Yo no considero al PSOE responsable ni causante culpable ni coadyuvante ni nada que se le parezca de esas burradas individuales. El PSOE tomó una postura y jugó sus cartas, no todas limpias, ninguna ilícita. No se me pasó por la cabeza entonces ni se me pasa ahora que se le pudiera pedir un rebaje en el tono de la oposición; ellos son muy dueños mientras no vulneren la ley. Yo habría preferido un debate de ideas (en que los del no teníamos, creo, todas las bazas) al difuso derrame sentimental que en esas manifestaciones se experimentaba, pero eso es cosa mía y de mi voto.


Ahora el gobierno del PSOE ha tomado otra decisión complicada y errónea. El PP se está oponiendo ferozmente. En esa tarea emplea de todo, desde impecables refutaciones de cada argumento rival hasta apelaciones burdas al sentimentalismo más barato, desde la defensa comprometida de la legalidad constitucional a una demagogia patriotera a la medida del sector más oligofrénico del electorado.

En el contexto de esta oposición, que va más allá de la dinámica de partidos y responde a sentimientos muy fuertes de gran parte de la ciudadanía, se ha producido un hecho aislado inaceptable, una manifestación golpista de un militar de alto rango.

Yo no considero al PP responsable ni causante culpable ni coadyuvante ni nada que se le parezca de esa burrada estrictamente individual. El PP ha tomado una postura y juega sus cartas, no todas limpias, ninguna ilícita. No se me pasa por la cabeza pedir un rebaje en el tono de la oposición; ellos son muy dueños mientras no vulneren la ley. Yo habría preferido un debate de ideas (en que los del no tenemos, creo, todas las bazas) al difuso derrame sentimental que predomina entre los opositores, pero eso es cosa mía y de mi voto.

A mí esta simetría me parece meridiana; sin embargo, para mi sorpresa, no encuentro a casi nadie que la vea como yo.

10 Comments:

Blogger Paolo said...

Bueno, bueno, bueno, pero es que es lo último que haya que escribir esto... ¿Dice una gilipollez un general colocado en su puesto por el gobierno de Zapatero y la culpa es del PP? ¿Pero nos hemos vuelto todos majaretas o qué?

6:32 PM  
Blogger Ignacio said...

Pues llevo toda la tarde discutiéndolo, ya ves.

De todas formas, también hay majaretas que le echan la culpa al PSOE. Con lo fácil y acertado que es echársela al general... qué miedo le está cogiendo esta sociedad alas responsabilidades individuales.

6:41 PM  
Blogger Er Opi said...

Pues en serio que ésta es mi primera noticia de que haya alguien culpando al PP de lo del general. Sí he leído echarle en cara que no lo condenen o que lo justifiquen (que es lo que pasó con el PSOE cuando la guerra de Irak), pero nada de echarle la culpa.

Abrazos,

Er Opi.

8:09 PM  
Blogger Er Opi said...

Anda, pues ya he leído la discusión (se me había escapado el enlace al principio del post). Y sí que hay gente, sí.

Abrazos,

Er Opi.

8:19 PM  
Blogger Ignacio said...

De todos modos es ciertamente una opinión extravagante y poco representativa que no vale mucho la pena rebatir.

Confieso que me he dejado seducir por el ritmillo verbal de las repeticiones antes que por el contenido.

9:22 PM  
Blogger Portorosa said...

“- ¿Dice una gilipollez un general colocado en su puesto por el gobierno de Zapatero y la culpa es del PP?
- Pues llevo toda la tarde discutiéndolo”


No entro aquí para decir que esto (gracias sobre todo a la inefable primera frase) me parecen un magnífico ejemplo del tipo de (interesada) simplificación con el que tan en desacuerdo estoy y que tanto daño creo que hace.
Escribo sólo para decir que me parece una falacia afirmar que yo le he echado la culpa al PP. Eso es decir sólo parte de la verdad, y además de un modo completamente inexacto. Para eso, Ignacio, para acabar diciendo eso, podríamos habernos ahorrado ese diálogo, así tendrías más libertad para dar una buena versión de mis banales opiniones.

“De todos modos es ciertamente una opinión extravagante y poco representativa que no vale mucho la pena rebatir.”

Pues, mira, desde luego es poco representativa en la medida en que ni represento a nadie ni hablo (a diferencia de tantos otros) desde las trincheras de ningún partido. Sin embargo, si por poco representativa y extravagante pretendes dar a entender que es excepcional y marginal te equivocas; y te equivocas por completo. Pero, claro, todo depende del ambiente en el que uno se mueve.

Gracias por lo de “que no vale mucho la pena rebatir”; en lo sucesivo, no te ofendas si en lugar de razonar contigo te descalifico según sueltes la (para mí) primera chorrada. Fíjate que yo venía hoy a trabajar pensando con agrado en que daba gusto poder discutir con alguien con quien no se estaba de acuerdo como lo hicimos ayer. Supongo que eso me hace un ingenuo, o directamente un tonto. Pero no te preocupes, no volverá a pasar.

“Confieso que me he dejado seducir por el ritmillo verbal de las repeticiones antes que por el contenido.”

En cuanto a esto, Ignacio, no sé si sigues hablando de mí o te refieres a tu propio texto. Prefiero seguir pecando de ingenuo (como ayer) y pensar que no se trata de un desprecio más, para no concluir ya definitivamente que simplemente te he servido de mono de feria en una tarde aburrida de trabajo.

8:34 AM  
Blogger Paolo said...

Por alusiones. La frase que cita no tiene nada de "inefable". Si fuera inefable no podría haberla escrito. "¿Dice una gilipollez un general colocado en su puesto por el gobierno de Zapatero y la culpa es del PP?". Expresa un concepto cartesianamente claro y distinto. Inefabilidad nula. Del resto, imagino que se ocupará el amigo Igacio.

8:49 AM  
Blogger Ignacio said...

No sé, Porto, la verdad es que estas cosas me superan. Desde luego no me he venido a terreno propio para dedicarme a despreciarte, eso bien podría haberlo hecho ayer en tu casa. Simplemente me copié aquí una de mis réplicas de allí por la tonta y vanidosa razón de que me gustaba cómo había quedado, el ritmillo machacón que tenía.

Ahora bien, si decides sentirte despreciado poco puedo hacer. Ayer ya te dije repetidas veces que tus desarrollos desmentían tus declaraciones, y hoy te lo sigo diciendo: después de varias largas explicaciones tuyas, sigo pensando como al principio que tu postura es fruto de un prejuicio a lo que se ve invencible, o al menos insensible a mis argumentos.

Eso a mi entender no supone desprecio alguno. Mira, P., si yo albergase desprecio hacia ti no comentaría en tu página, no te leería siquiera.

En cuanto a si la opinión de que el PP tiene la culpa o es causa en primer o segundo o nonagésimo grado con malevolencia o sin ella de las gilipolleces que suelte un general iluminado está más o menos extendida, chico, no tengo ni idea.

Cuando Opi y Paolo se sorprendieron de que me tomara tiempo en rebatir algo que ni siquiera habían oído decir deduje que fuera de nuestro diálogo de esa tarde la cuestión no era precisamente candente, y en ese sentido admití que me había tomado trabajo en rebatir algo cuando no merecía mucho la pena.

Créeme, Porto, cuando quiera mostrate desprecio (que no me imagino por qué habría yo de sentirlo) se notará.

9:10 AM  
Blogger Portorosa said...

No mezcle las cosas (o, al menos, no lo haga con tanto bombo). Usted escribe lo que quiera, y le sale una frase. Y es la frase la que, dada su estulticia, me parece inefable (que, según la RAE, significa que no se puede explicar con palabras) no el concepto (?) que usted quiso expresar con ella.

9:15 AM  
Blogger Portorosa said...

Perdón, Ignacio, mi anterior comentario no era para ti.

No voy a volver a entrar en el contenido de la discusión, no me voy a molestar de nuevo en hacerte ver que estaré juzgando mal pero no prejuzgando,ni te voy a repetir por enésima vez que yo no he negado la responsabilidad individual de nadie (¿ves?, si al final trato de seguir razonando...), ni te voy a explicar nada más, porque hoy he visto que de poco me ha servido. Me ha molestado cómo has obviado todas mis prolijas (e inútiles) explicaciones para resumirme en una frase injusta, y me ha molestado el tono del par de frases que te he señalado.

Lo cierto, Ignacio, es que me imagino que eres una persona (en la medida en que esto permite conocer a una persona) que vale la pena conocer; y además, tienes a tu favor el que alguien que puedes imaginar tenga tan buen concepto de ti. Y por eso me esforcé ayer, y por eso me siento tan molesto.

No creo que mi reacción sea difícil de entender.
Y, por cierto, tu última frase, excepto lo que está entre paréntesis (que te agradezco), no mejora mucho las cosas; el tono parece mucho más de amenaza que de aclaración.

En fin, siento todo esto.

9:58 AM  

Post a Comment

<< Home