Wednesday, October 19, 2005

La historia más triste, II

…la confección del pastel de los domingos era, según me contó Lukas, un asunto de estado mayor que cada vez les llevaba el sábado entero. No obstante, cuando la semana iba tocando a su fin, Babett siempre insistía a Bina y Bina a Babett en hacer también el pastel en esta ocasión, alternando un pastel de manzana con un bizcocho de Saboya. Cada vez, al haber concluido su elaboración, el pastel era llevado con cierta ceremoniosidad a lo que las dos llamaban el salón de café, y allí, recién espolvoreado e íntegro, como estaba, era colocado debajo de la campana de cristal del aparador junto al pastel de manzana o el bizcocho de Saboya hecho el sábado anterior, de forma que un cliente que hubiese llegado el sábado por la tarde hubiera podido escoger entre dos pasteles, entre un pastel de manzana revenido o un bizcocho de Saboya recién hecho, o entre un pastel de manzana recién hecho y un bizcocho de Saboya revenido. El domingo por la tarde ya no hubiese existido esa posibilidad, pues el domingo por la tarde Babett y Bina consumían o el pastel de mazana revenido o el bizcocho de Saboya revenido en el café del domingo por la tarde, Babett comiendo el pastel con un tenedor de postre mientras Bina lo mojaba en el café, de lo que Babett, muy a pesar suyo, nunca la había podido desacostumbrar.
W.G. Sebald
Vértigo

Labels:

4 Comments:

Blogger La donna è mobile said...

Usted piense que el domingo por la mañana vendieron el revenido, e imagínelos comiéndose el recién hecho.

(Y tengo un problema de concepto, ni veo triste esta historia, ni veía triste la anterior... ) (y fíjese en una cosa que me acaba de pasar, que lo mismo es también muy triste: resulta que acabo de tener un revival de cuando yo venía aquí y sólo le leía, a usted y a los demás, cuando no sabía quienes eran ni usted ni los demás —aunque técnicamente siga sin saberlo, claro— y casi me he sentido como entonces, rellenando este recuadro para volver después a borrarlo "pues hija, déjalo porque si no te contesta, te vas a querer morir", qué cosa)

11:47 PM  
Blogger La donna è mobile said...

Por si el último día de los últimos se me olvida, me alegro mucho de haberle conocido, nomegrites, y de las veces que sí me ha respondido.

Eso quería, e irme. Voy.

11:49 PM  
Blogger Ignacio said...

Pues si a veces no contesto no significa nada, sólo que no me queda nada que añadir: ya sé que otros respondéis uno por uno a todos los comentarios, y eso dice mucho de vuestra urbanidad; pero yo por lo que sea no tengo costumbre, y eso que viene poca gente.

Y de lo triste, pues que tienes otra percepción y yastá.

11:58 PM  
Blogger Portorosa said...

A mí me parece más triste este capítulo que el primero.

Un saludo.

8:53 AM  

Post a Comment

<< Home