Wednesday, October 12, 2005

La historia más triste, I

Me propongo iniciar un elenco de escenas tristísimas; de momento sólo tengo dos elegidas, pero es un material que no falta precisamente.
En una película uruguaya titulada Whisky, indeciblemente triste toda ella, hay una escena demoledora. Jacob Köller heredó de su padre una fábrica de calcetines y la conserva exactamente igual, con la misma triste persiana de chapa y las mismas máquinas que giran tristemente sin parar y las mismas tristísimas hormas metálicas para los calcetines terminados.

De Brasil anuncia su llegada Herman Köller, el hermano que eligió marcharse y fundar su propia triste fábrica de calcetines en Brasil. Jacob va al aeropuerto a esperarlo con un par de calcetines en la mano; como el vuelo lleva retraso, se alarga a la tienda de regalos y compra papel para envolver. Envuelve los calcetines con cuidado, se queda mirando, deshace el paquete, despega la pequeña etiqueta con el precio y lo vuelve a plegar.

Cuando vuelve a la puerta está ya su hermano esperándolo. Se dan un tímido abrazo, Jacob le tiende el paquetito a Herman, Herman agradece y saca a su vez del bolsillo unos calcetines sin envolver. Jacob los coge, los examina, la cámara nos da un primer plano: llevan el precio puesto, seis reales.

Labels:

5 Comments:

Blogger La donna è mobile said...

Lo triste que es, ¿que se hayan regalado lo mismo, que se hayan regalado lo mismo de barato y a mano porque ninguno ha progresado, que el otro no le quitara el precio y el primero sí con la consecuente carga emocional que eso conlleva? ¿Maybe todo?

No lo pillo.

11:30 PM  
Blogger Ignacio said...

Será que no lo cuento bien: pruebe a ver la peli, es como que le caigan en lo alto dos mil metros cúbicos de ceniza.

11:41 PM  
Blogger La donna è mobile said...

Sí, ¡ja!
Prefiero no entenderlo.
(No veo yo nada triste a propósito, ni matándome)

11:49 PM  
Blogger Bielka said...

Sí es triste. La falta de imaginación, de perspectiva, de evolución, la falta misma de sentimientos. El hecho de que no hiciera falta ningún regalo porque ya es bastante regalo el verse y que ambos opten por semejante cutrez. Es tan cutre que es triste.

Por cierto, no es la primera vez que leo una reseña sobre esta película. Otra bitacorista también nombró esta peli hace un tiempo porque le había impactado. Debe tener algo.

12:46 PM  
Blogger paula said...

pelicula deprimente (se sobrelleva x su exageracion medio televisiva)

10:40 PM  

Post a Comment

<< Home