Tuesday, January 25, 2005

Un arte poética

(Para Jesús)

Sigo con los diarios de A.T.


En ese instante oímos a nuestra espalda un leve chasquido. Ni siquiera nos asustamos. Nos volvimos y vimos en el suelo la hoja del plátano que lo había producido, y temblaba todavía.

Pensé que un poeta tendría que escribir algo con todo aquello, un poema que no fuese nada, que no tuviera una finalidad, un poema que no contratara la realidad, sin otro vínculo con ella que la realidad de ese instante, el aire, la noche, la pureza de todo ello, sin preguntas sobre el amor ni la muerte ni la eternidad ni la fugacidad de todo.

Algo que fuese en sí mismo pleno, como un segundo real, intenso, indestructible. Quién sabe. Algo parpadea en la pantalla del ordenador, como si cayeran también por dentro muchas hojas secas.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

<< Home