Monday, July 05, 2004

Otro hermano mayor (sigue)

Para muestra, aquí está lo que cuenta Nooteboom del Hospital de San Marcos, en León:

Esta fachada del hotel más bello de Europa tiene cien metros de largo, un edificio como una declaración: con él confirmaron Isabel y Fernando su poder y lo hicieron teatralmente. Siempre es bastante difícil imaginarse que algo que tiene cientos de años fue una vez moderno, pero el gesto puede ser difícilmente sobreestimado. Despedida de la Edad Media en una ciudad pequeña que tiene unas cuantas de las más bellas construcciones de la temprana Edad Media en el mundo, y en donde el Renacimiento parecía no tener nada que buscar. Es una despedida como con un gesto del brazo, toda la revolución en el arte está allí luciendo flagrante, todavía hoy.

Hace un par de meses, volviendo a Perugia de un día largo y lleno de maravillas, pasamos por una carretera de circunvalación que pasaba al pie de Todi, ciudad medieval subida como suele ser habitual en un collado. Yo andaba dándole vueltas a la memoria: aquí había una iglesia de planta circular, Santa María della… della Consolazione, me dijeron, ahí lo pone. Miramos hacia arriba y allí estaba, un volumen blanco, rotundo, perfecto que desde ese ángulo (luego vimos que estaba en las afueras) parecía haber aterrizado allí como una nave extraterrestre entre el caserío minúsculo de tonos ocres. Recuerdo haber comentado que aunque los años tienden a igualarlo todo, el efecto que tuvo que producir en su día la construcción de ese edificio que algunos atribuyen al Bramante no debió ser menor que el del Guggenheim en el viejo Bilbao.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home