Sunday, June 20, 2004

Un profesor

Recuerdo que tenía un profesor en la Escuela Francesa, don José del Real por más señas, que a su enorme capacidad de magisterio unía esa sabiduría propia de los hombres íntegros que dedican por completo su vida a la enseñanza, y alientan entre sus alumnos el amor por el estudio, los viajes, y la literatura. Creo que todos los que tuvimos la suerte de conocerle contrajimos una deuda de gratitud con aquel hombre ejemplar, agradecimiento que aún perdura en nuestra memoria enflaquecida por mor de las prisas, la chapuza, y el trabajo mal hecho. Lo dicho viene a cuento porque cuando nuestro querido profesor nos encargaba un trabajo de redacción sobre un tema concreto, siempre nos decía, "no importa que os salga más o menos largo, lo importante es que os toméis vuestro tiempo y hagáis un buen trabajo".

Quien lo firma (Rafael Escuredo, hace un par de semanas, en El Mundo) es lo de menos; y lo que viene después es perfectamente olvidable.

Pero don José Real (el del lo ha añadido el autor graciosamente) era mi abuelo. Y qué quieren, estas cosas le dan calorcito al corazón de uno.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

<< Home