Monday, June 28, 2004

Amores a primer oído, IV

Redoble de tambor…
Trombones (papapápapápapapapa…)

Es un reflejo condicionado. Estemos donde estemos, salimos (Daniel, Myriam, Luis, mi hermana Pilar, Silvia, Ignacio, Irene… iba a poner iniciales pero no queda igual) disparados como resortes a hacer el loco.
Arrastrar la dura cadena (pam)
trabajar sin tregua y sin fin,
es lo mismo que una condena (pam)
que ninguno puedeeludiiiiiiiiiiiiiiiiiir

El trabajo nace con la persona,
va grabado so-obre su pieeeel
y ya siem-pre (bang)
le acompa-ña (bang)
como su amigo más fieeeeeeeeeel
Recuerdo como si fuera ayer la primera vez que la escuché, en una de las legendarias fiestas de Ramón y Nacho. Cuando me dijeron que iban a poner una cosa de Raphael me dije vaya por dios, otra mariconada. Grave error: La canción del trabajo es un temazo para bailar que si hubiera tenido la promoción adecuada sería otro Melancolía.

No paramos hasta encontrar el single en casa de los padres de alguien, y lo perdimos y recuperamos treinta veces, pero ya era para siempre nuestro himno desde aquella primera vez.
Vale mas tener confianza (pam)
y luchar por algo mejor
trabajar con fe y esperanza (pam)
por lograr un mundo de amooooooooor
El trabajo nace con la persona,
el trabajo nace con la persona,
el trabajo nace con la persoooooooooonaaaaaa…
PAPAPÁPAPÁPAPAPAM

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

<< Home