Monday, May 31, 2004

Primera evaluación

En estos meses, mientras iba escribiendo a mi aire, he estado leyendo unos cuantos blogs (no muchos, confesaré: me cuesta entrar en tantos mundos distintos). La conclusión evidente es que no estoy aprovechando nada bien las posibilidades de este medio: los blogs que me gustan están primorosamente diseñados, trufados de fotos, enlaces y referencias, viven más pegados al día a día y son en cierto modo (sobre todo los españoles) nudos de una mini red dentro de la red global en que todos se conocen y comentan.

Lo mío va por otro lado y yo lo sabía cuando empecé, pero eso no quita para que haga un esfuerzo adaptativo. El tema de diseño está complicado, porque tengo una plantilla predeterminada y ni la menor idea de cómo manipularla (estoy, por ejemplo, metiendo los títulos en negrita como parte del texto porque me horroriza el titulazo en marrón que me dan de serie). Me encantaría hacer cosas como las de Efimera o la añorada Eva de Evasivas, que recortaba cada día un objeto rojo sobre blanco, pero si uno no domina el medio son ganas de romperse la cabeza contra una pared. A ver si doy con alguien que se siente conmigo a trastear.

Los enlaces dentro del texto los descuidé desde el principio porque el botón no me funciona, aunque ya he aprendido a ponerlos a mano; el problema es que si escribo sobre Platón me parece una obviedad dirigir al lector a una página biográfica; sí que podría utilizar la cosa de manera digamos creativa, por ejemplo con Pascal. Los enlaces laterales a otros sitios: tendrán que aumentar en número, pero no quiero una lista indiscriminada; recomendaré sólo cosas que leo y me interesan.

Hace poco encontré la manera de pegar fotos, y por ahí sí que puedo y me apetece entrar, aunque trataré de no convertirme en el pelmazo que insiste en contarle de punta a cabo sus viajes a todo el que se encuentra.

En cuanto a los comentarios, no sé si desprenderme de los que tengo (Haloscan) y activar los de casa, que imagino será un sistema más fiable. La verdad es que no pierdo casi nada, pero como son tan poquitos les tengo cariño.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home