Sunday, April 04, 2004

Trascendencia

Kafka lo dijo así, en una carta a Brod (me pregunto qué haría Brod, que podría hacer nadie con esos párrafos eléctricos de las cartas o los diarios de K, que parecen descorrer cortinas que nadie ha tocado antes; es como recibir correo de la Tierra de los Muertos, donde ya se sabe todo y no importa):
En teoría existe una perfecta posibilidad terrena de felicidad, que sería creer en lo decididamente divino y no aspirar a alcanzarlo. Esta posibilidad de felicidad es tan blasfema como imposible de conseguir, pero los griegos han estado tal vez más cerca de ella que tantos otros.

La primera parte de la frase aparece dos años antes en un aforismo: aquí lo "decididamente divino" es "lo indestructible en nosotros" (mi fuente es Roberto Calasso). Oscilación importantísima, a mi entender.

De la Tierra de los Muertos nos llega también esta otra voz ineludible; Ulises oye de labios de la sombra de Aquiles estas palabras de resignación desesperada: Antes preferiría, entre los vivos, hacer de siervo de un porquerizo que ser Aquiles con toda su gloria aquí abajo.

A partir de los ecos de estos dos fragmentos que se me han vuelto fundamentales voy elaborando una metafísica de andar por (mi) casa. Creo que estas cosas las debe pensar cada uno, aunque camine sin saberlo sobre las huellas de otros muchos; decía el doctor Johnson que no hay hombre tan necio que no tenga alguna idea sobre metafísica. Colgaré aquí las mías, troceadas en píldoras que espero no sean de digestión demasiado pesada.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

<< Home