Monday, March 08, 2004

Un parecido inesperado

La avenida de Kamenoostrovsk es un bello y voluble joven que ha almidonado sus dos únicas camisas de piedra y el viento marino silba en su cabeza de tranvía. Ese petimetre joven y despreocupado lleva bajo el brazo sus casas igual que un pobre lechuguino lleva su aéreo paquete de la lavandería.

Pero los limpiabotas se agitaban ya como cuervos en vísperas de un eclipse y en los gabinetes de los dentistas empezaron a faltar los dientes con perno.

Existen, ciertamente, personas en el mundo que jamás sufrieron enfermedad más peligrosa que la gripe y están abotonadas
a su época por un lado, a semejanza del distintivo de un cotillón.

¿No suena familiar? A mí me parece estar oyendo a nuestro Ramón, un Ramón disfrazado de ruso de opereta, con caftán abrochado hasta arriba y unos bigotazos enormes de húsar que se ve que son los bigotes falsos del húsar de carnaval.

Es Ossip Mandelstam, de quien nunca me he metido a leer la poesía, aunque estas prosas petersburguesas me están animando a hacerlo

Se me ocurre encontrar una consanguinidad de espíritu no ya entre dos escritores que andaban buscando, me parece, cosas parecidas, sino entre ellos y un cierto arte prevanguardias, las últimas variantes estilizadísimas del art nouveau y similares. Hay algo ahí de esa filigrana que empieza a plegarse al ángulo recto pero no quiere ni puede renegar del sensualismo y la decoración. Van de Velde, Mackintosh, Hofmann, Beardsley, Erté… formas elegantísimas y sutiles que ahora no podemos admirar sin que se nos cuele una suerte de indulgencia al pensar en lo que vino después, la implacable esencialidad de las geometrías blancas, las pesadillas del inconsciente, la salvaje potencia visual de Picasso.

¿También en literatura?; bueno, aunque la analogía no conviene llevarla muy lejos, sí puede decirse que a ese chisporroteo travieso y frágil de entre siglos lo jubilan en cierto modo las voces más poderosas y radicales de Eliot, Pound o Celan, y que permanece ahí como un momento raro, ensimismado y lleno de magia.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

<< Home